OBJETIVO: CONTRIBUIR A LA VISIBILIZACION Y PROMOCION DE LAS MUJERES DEPORTISTAS EN MONCLOVA, COAHUILA Y CIUDADES ALEDAÑAS.


jueves, 1 de septiembre de 2011

Nelly, ya está en casa. Regreso triunfal


El sueño de todos las y los futbolistas es representar a México en un mundial, pero muy pocos lo logran. Nelly Arratia Medina ya cumplió con su cometido y trajo a Monclova el subcampeonato del Homeless World Cup Paris, Francia 2011.

Bajo las faldas de la Torre Eiffel de la capital francesa las monclovenses Nelly Arratia y Andrea Borrego estuvieron disputando el gallardete mundial por varias semanas, encarando a los diferentes países participantes como Escocia, Colombia, Argentina, Brasil, Malawi, entre otros. El Tri femenino avanzo a la final de manera invicta y se quedó con el segundo lugar, luego de caer cuatro por tres ante Kenia.


A la llegada de Nelly Arratia a la tierra que la vio nacer, este diario matutino la entrevisto en exclusiva. La originaria de la Colonia Hipódromo compartió grandes momentos, quizás los más importantes de su vida como mujer y futbolista.


“Es una experiencia magnifica, inolvidable, es una satisfacción espectacularmente hermosa, representar a tu país. Es un orgullo cantar el himno en otro país, es inevitable que se me salgan las lágrimas. Cumplí mi sueño, tristemente no se nos dio el resultado en la final” indicó la joven futbolista que todavía tiene sentimientos encontrados por el partido decisivo del mundial.


La monclovense aseguró estar satisfecha con su participación con el Tri al desempeñarse como defensa y anotar doce goles, es decir, un gol por partido, contando también la final. “Se me hizo, hace mucho que quería esto, a la mejor porque no era mi momento. Mi madurez y mi trabajo valió, por eso recibí la oportunidad y la aproveche” comentó.


La entrevistada se mostró impactada al tener experiencia con jugadoras de otros países, haciendo hincapié con las africanas que las superaban en tamaño y fuerza, precisamente fue en este partido de la primera ronda cuando recibió el galardón de la mejor jugadora del equipo azteca.





Nelly mejor conocida como “La Flaca” en el argot futbolístico, trasmite en cada una de sus palabras la emoción y la alegría que vivió en el viejo continente. Los recuerdos de la final siguen frescos y jamás se olvidarán, como ella lo confesó en entrevista. “Durante todo el torneo lo hicimos bien, algo que sorprendió a los rivales fue el toque de pelota. En la final no se nos dieron las cosas, Kenia no nos presto el balón. La portera del estado de México estaba lesionada, no me explico del porque jugo, era mejor Andrea Borrego, era de ella la semifinal y final. Ir perdiendo 3-0 peso en cierto momento, al ingreso de “Pollo” las cosas cambiaron nos sentimos seguras atrás y fuimos adelante, pero no nos alcanzo el tiempo” expresó.

La mejor anécdota que recuerda la monclovense fue al término de la final, cuando tuvieron que regresar al hotel. En el trayecto por Metro, un francés subió en una estación, las vio y grito Mejico, en ese momento inició a cantar las letras de cielito lindo, la bamba, entre otras. “Nuestro estado anímico estaba por los suelos, algunas aun iban llorando, otras estábamos enojadas, teníamos la moral por los suelos, cuando aparece el francés cantando nuestra música, todo cambio. Jamás nos paso por la mente que pudiera ocurrir eso. Nos levanto el ánimo, cantamos hasta el hotel”.


Arratia Medina no solo tuvo un aprendizaje dentro de la cancha si no también fuera de ella, pues convivió con jugadoras de Malawi, un país de extrema pobreza y densamente poblado. “Yo le regale a una de ellas una camisa de la fundación, algunas paletas y cosas sencillas, ellas fascinadas y emocionadas. Íbamos al comedor y se servían como si se fuera acabar. Cuando platicamos mediante un traductor nos decían la difícil situación que se encuentran y para ellas, quizás esta oportunidad de salir y distraerse, sería la única en toda su vida. A mí en lo personal yo me quedo sorprendida, ahora valoro más las cosas y digo que México está en la gloria”.


La “Flaca” aseguró rotundamente que no perdió el piso, tan cierto que volverá a su rutina diaria; dejar a los niños a la escuela, visitar a su familia que vive en la Hipódromo, ver a sus amigos y jugar futbol en los campos llaneros. Concluyó “Agradezco a mi familia, a mi pareja, a mi equipo, a mis amigos y a todos que me apoyaron y creyeron en mi, siento que no los defraude”.


Para ambas monclovenses su futuro futbolístico es incierto, seguramente todo volverá a la normalidad y solo quede en un bonito recuerdo que se avivará en cada edición anual del Torneo “De la calle a la cancha”. Mientras tanto seguirán saboreando su épica aventura, pero sobre todo haber hecho historia de manera inconsciente como las primeras mujeres monclovenses en participar en un mundial de esta variante del futbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario