OBJETIVO: CONTRIBUIR A LA VISIBILIZACION Y PROMOCION DE LAS MUJERES DEPORTISTAS EN MONCLOVA, COAHUILA Y CIUDADES ALEDAÑAS.


jueves, 21 de abril de 2011

Taclean prejuicios



¡Mira, esa es la niña que juega! ¡Nombre, que va ser una niña, es un niño!, se escucha en las gradas. Así comienza la participación de Dulce Salazar en el emparrillado con el equipo Jets de Ciudad Frontera. En el choque de cascos pasa desapercibida entre sus compañeros de la Categoría Hormigas, pero cuando “receta” un tremendo “sentón” a un adversario, capta la atención de los presentes y al quitarse la protección, confirma que es una jugadora y no un jugador.


En total 600 jugadores participan en la actual Temporada Infantil de la Asociación Monclovense de Futbol Americano, de los cuales son cuatro mujeres que a pesar de su corta edad se atrevieron a defender el gusto por el deporte de las tacleadas para ser jugadoras y no porristas. Sin importar que el futbol americano es rudo y considerado tradicionalmente “masculino” como muchas otras disciplinas, se colocaron las hombreras, el jersey y la funda para pelear un lugar en los clubes Jets, Zorros y Búfalos.




La mas “veterana” de estas intrépidas mujeres es Dulce Salazar Chávez que jugará su cuarta temporada en AMFAI como corredora. Salazar cuenta con 11 años de edad y se desempeña como receptora con el jersey numero 19. El gusto por el futbol americano nació al ver a niños jugar en el CEFARE de Frontera y no le importó ser la única mujer del club Jets. Sus couches aseguran que no hay ninguna distinción entre ella y sus compañeros, por lo que entrena por igual y tiene mejor rendimiento que algunos jugadores.




Dulce Salazar estudiante de cuarto grado de la Escuela Sor Juana Inés, aseguró que recibe buen trato de sus compañeros y oponentes, estos últimos se ven sorprendidos por la fuerza que tiene, pues ya mando a varios a morder el polvo. No obstante esta será su última temporada en Hormigas, y tendrá que ascender a la categoría Ardillas, donde quizás no le permitan participar, pues el físico y fuerza de los niños es muy superior, por lo que tendrá que solicitar el próximo año un permiso para jugar en una categoría menor, lo cual se ve complicado.




A raíz de las participaciones de Salazar, este año ya tiene una nueva compañera en Jets, Maricela Peña Aguayo, quien hace tres meses inicio a entrenar también en la categoría Hormigas. Contando con el apoyo de sus padres, la “oriunda” de la Colonia Magisterial tomó la decisión de participar al ver a su hermano jugar con este mismo club, y ya debutó ante Tigres y Búfalos como receptora. Tan solo con 10 años de edad, Peña Aguayo tiene bien claro su objetivo que es ganarse un lugar en el club.




Tal es el mismo caso de Ximena Marisol Ovalle Maldonado de apenas cuatro años, quien se convirtió en la primera mujer en jugar con el Club Zorros de la Colonia Guadalupe y lo hará en Botanitas. Ximena Marisol quiso seguir los pasos de su hermano y ya luce a su jersey y funda de la “Ola Naranja”, pero le agregó un toque diferente; guantes y calcetas con colores y dibujos muy a la edad. La familia Ovalle Maldonado apoyará a su hija en esta etapa como jugadora, aunque por momentos tienen el temor que reciba un mal golpe y la lesionen. La cuarta niña que verá acción en esta temporada es, Mariana Herrera Garza con Búfalos de la Obrera. Cuenta con cuatro años de edad y es originaria de Praderas, y al igual que Ximena vio a su hermano jugar y se animó a ver acción en la Categoría Botanitas.



El interés de las mujeres monclovenses por practicar el futbol americano no es un tema nuevo, pues a mediados de la década pasada la niña Marta Lira se convirtió en pionera al jugar por varias temporadas con el Club Búfalos de la Colonia Obrera, pero por la discriminación por ser mujer por parte de sus adversarios y por la desigualdad física tuvo que separarse de este deporte, incluso hubo quien puso en tela de juicio su feminidad, más bien cegados por los prejuicios y esteriotipos sociales que por otra cosa. Mientras que el año pasado Fernanda Valdes se convirtió en la primera coahuilense en jugar americano en los Estados Unidos (Women´s Football Alliance) con Águilas Regias y en este 2011 volverá a ver acción, pero con Thunder´s de Monterrey.




Cabe señalar que directivos y couches del futbol americano en Monclova no le toman la debida importancia a la participación de la mujer, pues siguen bajo la creencia que el deporte es solo para hombres, sin saber aun, que el “ovoide” no distingue género, por lo tanto muchas niñas no pueden jugar por la ideología sexista y “machista”, y a otras más no se les da el seguimiento que se debiera como jugadoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario